Innovación tecnológica de virtualización

Sin necesidad de un software de virtualización adicional

La característica más provechosa en que se apoya el modelo de virtualización KVM proviene del hecho de que se compila en el interior del SO de la máquina anfitriona, dejando aparte las otras capas de virtualización suplementarias. En breve, digamos que no hace falta usar un programa de software extra que oficie de intermediario entre la máquina física y las máquinas virtuales que se van creando. Gracias a ello, el potencial de la capa de virtualización de ser el SPOF, se elimina por completo. Todo ello da como resultado la disponibilidad de Servidores Privados Virtuales KVM más rápidos y más estables en comparación con los demás modelos tecnológicos de Servidores VPS.
Innovación tecnológica de virtualización

Acceso no mediado a los recursos del servidor alocados

Disponibilidad de los recursos del servidor reservados únicamente para usted

El método de virtualización avanzado implantada durante la creación de los KVM VPS permite que utilicen de la mejor manera posible los recursos del servidor accesibles. El modelo KVM está siendo elaborada sin más en el sistema operativo del servidor físico permitiendo que las máquinas guest se comuniquen sin intermediarios con el hardware del host omitiendo completamente la capa de virtualización a la hora de encaminar todas y cada una de las solicitudes. Esta redundancia en la comunicación reducida garantiza un desempeño mucho más eficiente del VPS.
Acceso no mediado a los recursos del servidor alocados

Un control absoluto en todo relacionado al sistema operacional

Plena libertad de cargar el SO que quiera

Una limitación de los Servidores Privados Virtuales, frente a los servidores reservados, es el sistema operativo en sí – normalmente usted está limitado a el elenco de sistemas operativos permitidas por el proveedor. Con un Servidor Privado Virtual KVM, en cambio, tiene la opción – en gran medida - instalar cualquier sistema operativo cuyas características coinciden con los requisitos de su servidor o la configuración de hardware del servidor central. Esto es posible como parte del algoritmo específico de la virtualización KVM. KVM se incorpora directamente en el SO del servidor, permitiendo a las máquinas virtuales comunicarse directamente con el hardware, descartando la necesidad de facilitar más un nivel de comunicación, que suele ser parte de varias soluciones de virtualización alternativas.
Un control absoluto en todo relacionado al sistema operacional
  • Centro de Datos de EEUU
  • Centro de Datos de EEUU

    Steadfast, Chicago, IL